¿Y qué si todo lo que quiero es una vida simple?

Publicado en por escabullidos

¿Y qué si todo lo que quiero es una vida simple?

¿Qué pasa si lo que deseo es una vida simple y pausada? ¿Qué, si lo que me hace feliz es el espacio entre esta vida? Donde la calma vive. ¿Qué, si soy una mediocre y escojo estar en paz con eso?

El mundo es un lugar tan ruidoso. Arengas en voz alta que me sermonean para meter prisa, mejorar, construir, esforzarme, anhelar, adquirir, competir e ir por más. Por más grande y mejor. Sacrificar el descanso por la productividad. Alcanzar la excelencia. Hazla en grande o vete a casa. Ten un gran impacto en el mundo. Haz que tu vida signifique algo.

Pero ¿qué si yo no tengo eso en mi interior? ¿Qué si buscar la excelencia me deja triste, agotada, exhausta? Vacía de gozo. ¿Simplementa no SOY suficiente?

¿Qué tal si nunca desee nada grande en mi vida, más allá de ser hermana, madre y esposa? Pero las personas en mi círculo primario saben que las amo y que las escogería de nuevo si tuviera la oportunidad ¿Será ésto sufucuente?

¿Qué si nunca construyo un orfanato en África pero envío bolsas de alimentos a personas acá y apoyo a un par de chicos? ¿Qué si solo ofrezco al mundo los pequeños regalos que poseo, y espero que sea suficiente?

¿Qué si no deseo escribir un libro o levantar un negocio millonario o hablar ante miles de personas? Pero aún así, escribo porque tengo algo que decir e invierto en una pequeña comunidad de mujeres que me importan y las apoyo con amor y cuidados. Porque más grande nos siempre es mejor, y los individuos importan.

¿Qué si solo acepto este cuerpo mío, que no es ni muy grande ni muy chico? Más o menos promedio. Y celebro que no deseo tener unos abdominales marcados o 18% de grasa corporal. Y hago las paces y decido que cuando esté en mi lecho de muerte nunca me arrepentiré de ser solo yo. Tómalo o déjalo.

¿Que si soy una am,a de casa mediocre que raramente se preocupa por sacudir y que más bien solo mantiene un poco de orden, que cocina bien peor a veces orden apizza y que me horrorizo algunas veces por el desorden en ciertas áreas de la casa? ¿Una ama de casa a quien le encanta planear un menú y un presupuesto pero que rompe las reglas y luego regresa a la rigidez? ¿Una ama de casa a quien no le importa la decoración y las cosas sofisticadas, cuyo hogar es simple pero seguro?

¿Y qué si no estoy hecha para el paso frenético de esta sociedad y niesiquiera puedo alcanzarlo? ¿Y veo a muchos otros que parecen tener toda la energía y vigor, pero yo solo nececito grandes cantidades de soledad y calma, abunbdancia de descanso y tiempo sin horarios para ser saludable? El cuerpo, alma y espíritu saludables. ¿Será suficiente?

Tendrá que serlo.

¿Y si he estado casada por 21 años y amo a mi esposo hoy más que ayer, pero nunca he tenido un romance de telenovela y no cumplo con las reglas de los "expertos en matrimonio" acerca de hacer mil actividades juntos y tener muchas cosas en común. Y no las tenemos. Y nos gusta pasar tiempo separados y tiempo juntos. ¿Es nuestro matrimonio lo suficientemente bueno?

¿Y si soy una mamá que disfruta a sus hijos pero que también necesito tiempo para mi misma y algunas veces solo deseo ser primera, y a veces no tengo ganas de jugar pero abrazo y apoyo a mis hijos apasionadamente? Una madre mediocre que no puede estar a la altura de sus propias expectativas de "suficientemente buena", difícilmente lo intentará con las expectativas de otros.

¿Y que tal si acepto mis limitaciones y dejo de luchar en contra de ellas? Hago las paces con quien soy y con lo que necesito, y honro tu derecho de hacer lo mismo. Acepto que todo lo que realmente quiero es una vvida simple, pausada, pequeña. Una vida mediocre. Una vida hermosa, gentil callada.

Creo que es suficiente.

Publicado: el 09 de mayo de 2017 por Krista O'Reilly-Davi-Digui para Es fácil ser verde

http://esfacilserverde.com

Comentar este post