¿Se puede Vivir de la cultura?

Publicado en por escabullidos

Paula Maffia se atreve a responder y ella escribe este texto inspirador

¿Se puede Vivir de la cultura?

Para definir si alguien puede o no vivir de la cultura, primero deberíamos definir qué es cultura, qué es ser un artista y qué es ser un trabajador de la cultura. ¿Por qué hago esta distinción? Porque por lo general es el artista a quien pensamos como el catalizador de un interés monetizable o no, pero en realidad un artista es simplemente una persona que decidió correrse por unos segundos o toda una vida de una mirada literal y permitir de ese modo el ingreso de la metáfora. Eso no garantiza el ingreso de dinero. El talento no es una fruta que un ave come para luego, sin saberlo, sembrar con su digestión otras tierras remotas. No vivimos en esa fabulosa simbiosis ¿A qué voy? Por ejemplo: ¿Fue Kafka un artista? ¿Produjo obra artística? Sí, mucha, muy reconocida y difundida ¿Ganó por lo tanto dinero con su arte? No, centavos. ¿Y el increíble pianista y cantante Fats Waller? Un poco más tal vez... pero no tanto como el productor que le compró por centavos cientas de sus canciones de las que nunca poseyó licencia. Bueno, lo que quiero ilustrar es claro.

"Artistas con plata" era un concepto que me obsesionaba la cabeza, allá por mis 24 años que me fui a vivir completamente sola y tenía dos trabajos, dos bandas y estudiaba en la facultad: o uno nace con dinero y, a pesar de eso o gracias a eso se puede dedicar de lleno a cultivarse y explotarse como artista, o uno colabora con el arte desde un lugar no especulativo. Para mí no había grises salvo el ocasional cuento de hadas de "y tocaron en un lugar y justo los vio un productor y bueno...".

Hay gente que elije el camino de no aventurarse por el sinuoso nautilo del arte, quien no pretende arriesgar comodidades o lugares naturalizados de la vida cotidiana para volcarse de lleno a una carrera especulativa carente de algún tipo de garantía más que las que se consigan a través de (en el orden y cantidad que sea): talento, creatividad, insistencia y suerte. Sí, gran parte de la vida del artista depende de los golpes de suerte, de haber estado en el lugar correcto en el momento correcto. Pero aún tratándose de una persona con mala estrella, puede uno disminuir ese margen y poner empeño creativo y lucrativo para lograr encontrar un nicho específico para sus criaturas. O bien puede hacerlo a través de la insistencia y golpear todas las puertas, sin importar qué aguarda detrás de ellas. Estos últimos suelen ser los artistas más osados, los que se autoexilian en el oprobio de la excentricidad total, o a los que se animan a ceder algunas libertades por más exposición. Que, a su vez, puede traducirse en prensa, dinero, renombre, etc.

Y no olvidemos a los talentosos: los talentosos son el arquetipo de lo que suele considerarse un artista. Pero como ya dijimos, no siempre el talento es elogiado con dinero, y a veces ni siquiera lo es en tiempo y forma ¿Cuántos artistas sólo vieron la fama desde el más allá? Entonces, habiendo pensado esto, decidí dejarlo todo: cuando tuve el mejor y más cómodo trabajo asalariado que pude tener y estaba profundizando en la carrera universitaria, sólo ahí me di cuenta que quería abandonarlo, que eso no era para mí, que no podía ser esa persona llena de seguridades, o como dice Susan Sontag “una vida limitada y a prueba de riesgo”. Esa fue mi elección y nunca sé si fue la más inteligente porque nunca viví con certezas en mi vida salvo que ahora tenía que hacer una inversión en tiempo para poner en marcha la suerte, pulir la insistencia, ejercitar la creatividad y dedicarme a mi talento. ¿Cuál? Haber logrado aprender a considerarme artista. No siempre la sociedad sabe darle la bienvenida a alguien que no representa el estereotipo de persona productiva. No todo el mundo entiende que si no te ponés una corbata y sufrís 9 horas diarias en un trabajo, aún así puedas llamar lo que hacés un trabajo. No te dejes desanimar por los vampiros de la mediocridad: el tipo de necesidad que te lleve a elegir el arte, merece ser reconocida, quieras con ella ganar dinero, popularidad, reconocimiento o simplemente la delicia de arrojarte a los brazos de tu musa preferida.

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente.

Si te interesa seguir el blog podés subscribirte a través de una casilla de mail, o sino seguirnos en:

Facebook:  https://www.facebook.com/profile.php?id=100008392654315

Twitter: https://twitter.com/escabullidos

Etiquetado en Expresion Cultural

Comentar este post