La belleza de la incertidumbre

Publicado en por escabullidos

Richard Feynman (1918-1988), premio Nobel de Física en 1965, da un espectacular discurso sobre la belleza de la Naturaleza, la ciencia y el vértigo de la incertidumbre.

Richard Feynman fue un científico estadounidense, premio Nobel de Física por los diagramas que llevan su nombre, víctima del cáncer, un visionario y un ejemplo de vida. No le gustaban los ambientes académicos por ser muy “exclusivos”, y por eso él, que probablemente sabía más que cualquier otro profesor, prefería almorzar con sus alumnos, o tocar los bongos en una aldea en Brasil, o pintar cuadros y todo con una sonrisa en la cara. Detrás de este comportamiento aparentemente “excéntrico” se esconde una filosofía que el ha dado a conocer en diversos libros. Sin embargo lo que hoy nos interesa es su opinión con respecto a la ciencia. A partir de ahora toma la palabra Feynman:

``Muchas veces se ha dicho que la ciencia debería ocuparse más de los problemas sociales. Parece existir la idea de que si los científicos se encargaran pura y exclusivamente de estos problemas en lugar de investigar la naturaleza, serían capaces de resolverlos. El motivo por el cual no se interesan completamente en los problemas sociales es que saben que no van a poder encontrar ninguna fórmula mágica que de respuestas a todos los problemas, ya que estos son mucho más difíciles que los problemas científicos. Lo mismo pasa con cualquier problema no-científico. El valor de la ciencia, de hecho, no es un problema científico, por lo cual todo lo que se diga al respecto debe ser tomado como una mera opinión, especialmente si proviene de un científico.´´

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate.

Etiquetado en Videos

Comentar este post

venta de cuadros online 09/14/2016 12:40

Totalmente de acuerdo con sus palabras, nuestra sociedad no se puede estudiar y despejar X como si fuera una única solución porque hay miles de millones además de que a unos les parecerá bien y a otros mal