Que toda la música circule

Publicado en por escabullidos

Se creó el Banco de la Música: una herramienta para que las radios emitan música nacional de producción independiente como sostiene la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Los discos independientes de todo el país en un sólo sitio.

Que toda la música circule

“En ningún país del mundo hay una ley que garantice una cuota mínima de música independiente en los medios”, afirmó Adrián Moroni, presidente de Músicos Independientes Asociados de Salta (M.I.A.S.), una de las veinticinco asociaciones que nutrirán el Banco de la Música (BMI) creado el martes pasado mediante un convenio entre el AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y la Federación Argentina de Músicos Independientes (FA-MI).

El BMI nace para facilitar a las radios el cumplimiento del artículo 65 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que dice que las radios deben emitir como mínimo un 30% de música nacional, y la mitad de esa música debe ser de producción independiente. “Debido a que eran numerosas las emisoras que no podían cumplir con esta pauta, al no saber qué era precisamente ‘música independiente’ o porque no les llegaba el material, se logró el desarrollo de esta gran herramienta, donde la FA-MI, a través de las asociaciones que la nuclean, serán las encargadas de subir de manera responsable y transparente los discos independientes de todo el país a un solo sitio”, explicó Moroni.

La FA-MI reúne más de veinticinco organizaciones de distintas partes del país a las que se le debe hacer llegar el material que luego se cargará en el Banco. El trámite, que será gratuito y para el que no hará falta ser socio de ninguna de estas entidades, certificará las obras como “fonogramas independientes” y permitirá que sean reproducidas en las emisoras radiales de todo el país.

El BMI es una plataforma digital que se encuentra en el sitio web www.musicaindependiente.org. Las emisoras sólo deben generar una clave y luego podrán acceder y realizar descargas gratuitas de más de 8.000 canciones. “Al propagarse las asociaciones de músicos independientes por todo el país, se llegó a la decisión de crear una herramienta que nuclee a todas estas organizaciones hermanas, para garantizar y hacer fluir el trabajo colectivo de manera federal. Un convenio como el de FA-MI y AFSCA no hubiese sido posible, de no existir una relación como la de las asociaciones de la Federación, donde el trabajo en conjunto y con una misma dirección es el eje principal”, aclaró Moroni.

Tanto la Ley de Medios como la Ley Nacional de Música sancionada el año pasado, funcionan como herramientas para los músicos que muchas veces no son considerados como profesionales y su arte queda relegado a círculos pequeños, no siempre por elección o falta de mérito sino por la lógica del mercado que termina definiendo qué se escucha en el país. El Banco de la Música no obliga a las radios a pasar a ningún artista en particular, sino que sólo funciona como un espacio del que pueden elegir la música de manera rápida y gratuita.

Voces platenses

La ley considera “música producida en forma independiente” a aquella en que el autor o intérprete es dueño de los derechos de comercialización de su obra. Pero el derecho a esta libertad a veces los músicos la pagan caro. “Las grandes empresas son las que deciden qué es lo que suena y qué no, según sus intereses económicos y el sector más vulnerable, los músicos independientes, quedan relegados a su suerte. Ahora la balanza del mercado se tuerce un poco. De eso se trata”, opinó Moroni.

Luli Martinelli – Mostruo: “Es importante producir de manera independiente porque no existe el acceso a una cuestión más comercial por parte de las bandas chicas. No es que nos guste ser independientes, somos independientes porque no hay otra. Estos avances como la creación del Banco hacen que la torta que genera la música se reparta más equitativamente; y ya sabemos que para eso hay que ir ganándole la batalla cultural no solamente al empresario sino al consumidor también”.

Sebastián Domínguez – El Perro Diablo: “La independencia la entendemos como que nadie nos dice ni cómo ni qué música tenemos que hacer. Así como es una situación bastante ideal, también es bastante difícil y todo lo que sean propuestas que faciliten a las bandas que nos manejamos de manera independiente podamos acceder a nuevos lugares, son bienvenidas.”

“Con Perro diablo siempre estuvimos a favor de que la música circule. Esto nos parece algo complementario que funciona en ese sentido. Me parece importante que haya legislaciones que protejan a los músicos, que generen mayor pluralidad de voces, de darle lugar a los que más les cuesta obtenerlo, eso me parece bárbaro.”

Ramiro García Morete – Las Armas Bs.As.: “Toda medida que promueva seriamente una actividad que aún lucha con cierto descrédito de la sociedad basada en prejuicios y estigmatizaciones, es bienvenida. Me refiero a que el viejo chiste de “¿Sos músico? ¿Y de qué trabajás?” sigue instalado. La música es un oficio y también un bien cultural: exige ser considerada con la misma rigurosidad que otras actividades. Lo importante es que existan leyes perfectibles y sean acompañadas de discusiones constructivas”.

Publicado: el 21 de marzo de 2015 por Florencia Abelleira para Contexto -http://www.diariocontexto.com.ar

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate.

Etiquetado en Expresion Cultural

Comentar este post