Curepas, folckore en buenas manos

Publicado en por escabullidos

El joven quinteto folklórico Curepas dan rienda suelta a la originalidad y poesía de sus letras e interpretan algunos clásicos que ya son parte de nuestra historia.

Curepas, folckore en buenas manos

El grupo folklórico Curepas presenta su disco debut “De soles y veredas”, en donde eligieron plasmar un bello repertorio conformado por doce composiciones propias y cuatro versiones: “Vidala de la copla” del Chango Rodríguez, “Tonada del cabrestero” de Simón Díaz, “Zamba del chaguanco” de Hilda Herrera y “Maestras de Jujuy” de León Gieco. El disco contó con la participación de destacados artistas invitados, entre los que se destacan Liliana Herrero, Carlos Moscardini, Hernán Ríos, Facundo Guevara, Ramiro Gallo y Gerardo Villar, entre otros. El arte de tapa y diseño son obra de Pontenpié.

El respeta la esencia de los ritmos de nuestro país, de sus raíces y sus valores, elaborando una sonoridad en la que convergen el hoy y el ayer, devolviendo al público la frescura de nuestra música con un aire familiar y nuevo a la vez.

El trío de voces y la constancia del violoncello, el contrabajo, el piano y el bandoneón, dan peculiaridad sonora a la propuesta musical de Curepas entre la joven camada de artistas que van surgiendo. La amalgama de la formación es total, se nota en sus canciones un trabajo arduo detrás, de mucho ensayo y presentaciones en diversos espacios, para llegar a una combinación armónica que parece natural en ellos, experimental y a la vez con evidente raíz popular.Vidalas, tonadas, chacareras, zambas, gatos, aires litoraleños, canciones, casi todas tenues en su sonoridad, voces y rasgueos, sin estridencias, pueblan este primer disco de Curepas, con el cual inician un camino en el que tienen todas las posibilidades de llegar bien lejos.

El grupo no es ni calco ni copia, sino construcción novedosa a partir de pilares que sienten propios, el del cancionero argentino, el del voceo de nuestra música, el de la incorporación de clásicos a sus nuevos repertorios, el del agregado de fusiones con músicas de otras regiones. Por todo esto, Curepas es una genuina expresión del nuevo folklore.

La energía y honestidad de su trabajo es tal que despierta la admiración, el amor, y por qué no una sana envidia. Ellos hacen música cuidada desde lo técnico, pero esto es un análisis solo superficial. Abrevan su estilo en la genuina música popular argentina, y lo elaboran con los sonidos de su tiempo y de su espacio, en una amalgama sólida, nunca forzada. Buscan el contenido profundo a través de un lenguaje sencillo sin impostaciones. La elección del repertorio es consecuente con todo lo anterior, y en cuanto a la obra propia, es variada, a veces basada en ritmos típicos y otras de estilo libre, siempre llano en las músicas y en las letras, una llaneza que no viene de la limitación sino de la reflexión, y la elección. Sencillez de realización y profundidad de mensaje, sin duda lo más complejo y difícil de conseguir. Y lo más efectivo, ya que su discurso deja un mensaje. No uno grandilocuente y pretencioso, sino sutil, íntimo, ese que decanta con el tiempo.

A continuación un poco de ellos que invita a recorrerlos, tranquilamente, muchos más.

Extraído de la publicación del 22 de abril de 2015 de Leonardo Candiano para Marcha y de http://curepas.blogspot.com.ar/

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate.

Etiquetado en Expresion Cultural

Comentar este post