Asamblea mendocina repudia una posible reactivación del proyecto San Jorge. Negociaciones secretas del gobernador

Publicado en por escabullidos

Asamblea mendocina repudia una posible reactivación del proyecto San Jorge. Negociaciones secretas del gobernador
Desde la Asamblea Popular por el Agua –Mendoza-, se rechazó la idea que se baraja desde la Gobernación de trasladar las rocas a San Juan para que se realicen allí los procesos químicos, que en nuestra ley provincial están prohibidos; así como modificar esta misma. Afirmaron que actuarán con todas las medidas legales que tengan a su alcance.

La Asamblea Popular por el Agua, volvió a rechazar la idea que tiene el Gobierno provincial de reactivar el proyecto San Jorge, de explotación de cobre y oro en la mina ubicada a 45 kilómetros de Uspallata.

Estas últimas semanas, reflotó el proyecto de ley impulsado por el intendente de Malargüe Juan Antonio Agulles y los legisladores del Frente para la Victoria José Muñoz, Raúl Guerra y Silvia Ramos, que propone modificar la ley 7.722 llamada "antiminera".

Entre las principales reformas, la más importante radica en la utilización de sustancias químicas prohibidas, como el cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, entre otros, fuera de las áreas no permitidas establecidas taxativamente en los artículos 33 y 36 del Código de Minería de la Nación, como así también en un radio de 10 kilómetros desde el centro de cualquier localidad provincial.

Por otro lado, otro plan que tiene el Gobierno es explotar la mina y trasladar las rocas hasta San Juan, provincia que sí tiene permitido utilizar procedimientos con las sustancias químicas que aquí no están permitidas, para poder realizar el proceso de tratamiento y así obtener cobre y oro.

Una de las integrantes de la Asamblea Popular por el Agua, María Teresa Cañas, reafirmó que la organización está totalmente en contra de la megaminería y opinó que el Gobierno "está tirando de la cuerda para ver cómo reaccionamos".

"El Ejecutivo está tanteando a la sociedad con estos avances y movidas que realiza para ver si tiene licencia social. Pero bien sabe que desde las asambleas sociales no lo va a tener", indicó.

Con respecto a la posibilidad de que Mendoza llegue a un acuerdo con San Juan para "esquivar" la ley 7.722, Cañas exclamó que "es una tomada de pelo para el pueblo que se alzó contra megaminería" y agregó que el impacto ambiental "sería el mismo" para la provincia.

Además, cargó contra el Ejecutivo, que según ella sigue actuando "sin importarles la gran cantidad de agua que se realiza en estas prácticas ni tampoco la contaminación que se produce".

Publicado: el 29 de junio de 2014 por Juan Manuel Torrez para sitio andino

Por otra parte …

Negociaciones secretas del gobernador

El interlocutor de Pérez ha sido Taras Nechiporenko, designado CEO de los negocios de lo grupos rusos Solway Investiment y Aterra Capital, que entre ambos ostentan 70% del paquete accionario de San Jorge. La intención es, de a poco y con mucho tacto, ver las posibilidades de explotación del yacimiento de cobre, ya explorado y con la certeza de que allí se encuentra el codiciado mineral.

La mina operativa demandaría una inversión nada menos que de 200 millones de dólares, y debería ocupar, como mínimo, a unos 2.000 trabajadores. Al mismo tiempo, las regalías que cobraría Mendoza comenzarían a entrar en el corto plazo, lo que entusiasma a Pérez en un contexto financieron complejo.

Las conversaciones se han llevado adelante en Buenos Aires y en Mendoza, y en ambas ocasiones no fueron incluídas en la agenda pública del gobernador. Al mismo tiempo, y en paralelo, varios dirigentes oficialistas, entre ellos intendentes, legisladores provinciales y hasta el diputado nacional Alejandro Abraham, han salido a pedir la rediscusión de la ley provincial 7.722 llamada antiminera, que prohíbe el uso de químicas en minería metalífera o megaminería.

La estrategia quedó en claro al trascender las reuniones de Pérez: por un lado dirigentes cercanos al Gobierno provincial piden redebatir la norma y por el otro el gobernador tantea a los inversores de San Jorge para saber de primera mano qué inversiones podrían hacer en el corto plazo.

No obstante, es evidente el cuidado que tiene Pérez a la hora de hablar públicamente de minería. No quiere pagar el costo político de promover una actividad que en Mendoza despierta fuerte rechazo ciudadano, o al menos esa sensación queda por el accionar de los grupos ambientalistas, muy activos y organizados.

El karma de Paco se remonta a la época de la campaña del 2011, previo a su elección como gobernador. Por esos días, le pidió al peronismo que aprobora la ley antiminera para sacarse el mote de "prominero" que le colgaron sus rivales de turno por haber sido socio de un estudio de abogados local que atendió a varias mineras extranjeras hace algunos pocos años atrás.

Las alternativas

El yacimiento San Jorge queda al noroeste de la provincia, en las cercanías de la localidad lasherina de Uspallata, un valle cordillerano bellísimo. La mina está a 22 kilómetros al sur de la frontera de Mendoza con San Juan, por lo que una de las alternativas que analizan los accionistas en conjunto con Pérez y también con las autoridades sanjuaninas, es realizar una operación biprovincial del yacimiento.

Esto sería realizar la extracción del cobre en Mendoza, llevarlo el material en crudo en tren 22 kilómetros al norte, y en territorio sanjuanino llevar adelante el proceso con cianuro que necesita el cobre.

En San Juan, cuyas autoridades, encabezadas por el gobernador José Luis Gioja, han hecho de la minería una actividad prioritaria, estarían encantados con la llegada del cobre mendocino a su suelo para procesarlo, porque se quedarían con una parte de las regalías pero además se generaría mano de obra y servicios sanjuaninos.

Esta es una alternativa "realizable" que analiza Pérez, aunque su idea es poder poner en discusión nuevamente la ley 7.722 y modificarla para que las inversions queden 100% en Mendoza.

El dato que está esperando Paco, es que la Corte provincial falle sobre una demanda de las cámaras mineras en contra de las prohibiciones de la ley, lo que habilitaría al Gobierno a darle vía libre al proyecto San Jorge y a otros menores. La decisión de la Corte se conocerá de un momento a otro, y con ese fallo en la mano, Pérez podrá promover la minería metalífera sin costo político, que será pagado por el máximo tribunal.

Publicado: el 24 de junio de 2014 en la política online.

Asamblea mendocina repudia una posible reactivación del proyecto San Jorge. Negociaciones secretas del gobernador

Etiquetado en Medio Ambiente

Comentar este post