Malcomidos. Duro de tragar

Publicado en por escabullidos

Malcomidos. Duro de tragar

Una investigación sobre la industria de alimentos en Argentina describe, sin tregua, el cóctel de químicos, medicamentos, aditivos y drogas que estamos ingiriendo sin previo aviso ni control. Un viaje al infierno con salida y propuestas saludables.

Soledad Barruti, es la autora de Mal Comidos. ``Trabajé como periodista para financiar lo que quería hacer´ ´. Lo que quería era descubrir qué comemos: ``Empecé a entender el problema del modelo extractivo, pero además quise conocer cómo es la producción directa de alimentos, que forma parte de lo mismo´´. Presentó su proyecto de libro, consiguió viáticos, se armó de paciencia, grabador y agua mineral, y salió a recorrer varios infiernos intragables.

Aperitivo: biografía de un huevo

El libro plantea que la comida real está desapareciendo como alimento, desplazada por una superproducción industrial cargada de químicos, medicamentos, aditivos y drogas, superproducción que rellena a las personas más que nutrirlas, no reduce sino que aumenta el hambre en el mundo, destruye formas de vida social, consolida exclusión, el empobrecimiento y el vaciamiento de las zonas rurales, afecta al medio ambiente, y es uno de los orígenesde enfermedades que van desde la obesidad y la anemia hasta las que mejor ranquean entre las fatales, como las cardiovasculares y el cáncer.

Entrada:Pollos drogados

La primera parada de Mal Comidos es emblemática: Crespo, Entre Ríos, capital nacional de la avicultura. El capítulo se llama La Metamorfosis. ``Entrar a un gallinero industrial es una pesadilla´´, dice Soledad y describe a los galpones `` de olor ácido como un baño químico despúes de un recital´´ donde se agolpan 10.000 gallinas o más cacareando en jaulas de 20 x 20 centímetros, en cada una de las cuales hay cinco o seis ponedoras aplastándose una sobre otras agrediéndose. Cada una recibió entre 11 y 15 vacunas y dosis masivas de antibióticos y hormonas. ``Por los alimentos que reciben las gallinas, la falta de sol y movimiento, los huevos tienen más colesterol, más grasas saturadas, dos veces menos omega 3 (o grasas buenas que contrarrestarían el colesterol), tres veces menos vitaminas E y A, siete veces menos betacaroteno que los huevos naturales, y 50 veces más posibilidades de estar infectados de salmonella, bacteria que aparece a granel en estos establecimientos´´.

Los pollos para consumo se crían también hacinados, su alimentación además de maíz y cáscara de granos incluye conchillas de ostras, harina de pescado, hueso y harina de sangre de otros pollos. Todo huele a podrido reconoce uno de los productores. Pero además se mezclan pigmentantes en el alimento ( para que la carne luego aparente un color saludables), antioxidantesy, sobre todo, antibióticos que combaten las bacterias intestinales, retardan el metabolismo y aceleran el engorde. Los llaman ``promotores de crecimiento´´, y se usan también en vacas, cerdos y pavos.

El proceso genera el fortalecimiento de las bacterias cada vez más resistentes, y lo que el libro define como ``experimento a gran escala´´: los vigorosos no son los animales sino los microorganismos mutados.

Además de facilitar la aparición de enfermedades y pandemias como la gripe aviar, estos pollos industriales tienen un 18% más de grasas, 6% menos de proteínas, 9& más de residuos minerales y 30% menos de calcio que los verdaderos pollos de campo.

1º Plato: Relaciones carnales

Las vacas ya no son rumiantes porque en lugar de comer pasto y metabolizar las fibras, son engordadas con granos. Viven en ciénagas de estiércol y barro hecho de la lluvia y orín, hacinadas de a cientos o de a miles en los llamados feedlots. Entre el 70% y el 90% de la carne que se come en el país ( 56 kilos por año y por habitante, promedio en continuo descenso), proviene de estos campos de concentración bovinos.

En los feedlots las vacas desarrollan otro tipo de carne (a la ganadería tradicional), alimentándose de granos que le producen acidez e hinchazón, úlceras y abscesos, que se contrarrestan con antiácidos, antibióticos, drogas bloqueadoras de síntomas.

Saladillo (junto a General Alvear)es la capital nacional del feedlots, lo cual implica un problema de salud y medio ambiente. Cada vaca defeca 10 kilos de bosta diarios. En sólo uno de los feedlots de la ruta 205 hay 5.000 animales que generan 50.000 kilos diarios, que drenan hacia abajo mientras el aroma alcanza kilómetros e impregna a los propios animales.

Se sabe que la carne feedlot produce más grasas saturadas, más colesterol y calorías y mayor propensión al síndrome Urémico Hemolítico, sin antídoto todavía, que ataca a los riñones y presenta a Argentina como el país más afectado a nivel mundial (420 pacientes anuales). La enfermedad ataca sobre todo a los niños menores de 5 años. Si sobreviven, quedan con riñones como los de una persona de 80 años.

2º Plato: chanchadas

¿Cómo generar músculos en animales estáticos que comen todo el día? La respuesta es la ractopamina, droga que mamíferos humanos aplican a cerdos y actúa como una anfetamina: las carnes así tratadas fueron prohibidas en países como Rusia calificándolas como perjudiciales para el corazón. En 2011 en ministro de agricultura Julián Domínguez autorizó la ractopamina poco antes de dejar su cargo, lo cual lleva a que el libro cuestione que nadie se haya dado por enterado.

La parte supuestamente sana de la alimentación, verduras y frutas, no zafan en un paíscon más de 3.600 formularios de pesticidas autorizados y muchas veces mal categorizados con respecto a su poder tóxico. Cuenta el libro que en el Mercado del Abasto de la capital cordobesa se realizó un allanamiento en 2009, tomaron 30.000 muestras de frutas y verduras de venta cotidiana (acelga, espinaca, lechuga, manzana, durazno, papa y tomate) y sobre los casos seleccionados al azar encontraron que en más del 50% había residuos de clorpirifós y endusolfán, insecticidas devastadores para la salud humana.

Cuando el libro salta de lo local a lo global surgen datos como lo informado por la Organización Mundial de la Salud: al menos un tercio de los cánceres que afectan a la población mundial es producto directo de la dieta actual, lo cual se agrega a la pandemia de 1.5000millones de obesos ( o sea: enfermos y malcomidos). Simultáneamente, la hiperproducción que justifica a toda esta industria alimentaria, no revierte el pico histórico de hambre en el mundo: 1.000.000 de personas.

Postre: Sushi y cocaína

El sushi otro ícono cuestionado en esta investigación, debido a la crianza en jaulas marítimas chilenas en las que se los alimenta con granos transgénicos. Se han encontrado hasta un millón de peces en instalaciones para 250.000. Los vacunan y rellenan con un volumen de antibiótico 600 veces superior al que se utiliza en Noruega para el mismo pez, y presentan concentraciones elevadas en contaminantes como PCB, dioxinas y DDT que, pese a haber sido prohibidos, se mantienen en el ambiente, y en el sushi.

Entre los alimentos elaborados, Malcomidos señala el uso de grasas trans (otra novedad cuyos efectos todavía no se conocen), grasa, azúcar, sal y uno menos conocido: el jarabe de alta fructuosa, que se usa en postrecitos infantiles y no tanto, jugos, gaseosas, supuestos ``cereales´´, pan kétchup y casi cualquier cosa. En el libro Azúcar: la verdad amarga, el endocrinólogo Robert Lusting define así al producto: ``Lisa y llanamente un veneno´´. Es 40 veces mas dulce que el azúcar, cuesta la mitad, y combinado, según el alimento, con los bombardeos de grasas y sal funciona anulando la capacidad del cerebro de dar una señal de saciedad, con lo cual casi no se puede parar de comer.

El objetivo químico y económico no es la alimentación, sino brindar sensación de bienestar, facilitar formas de compulsión o adicción hacia la comida, y por lo tanto más consumo. ``Son productos para camuflar la nada que están vendiendo. El azúcar es algo que el cerebro agradece como un combustible. Estamos condicionados a comer grasa como forma de preservar alimento en el organismo. Y cualquier cosa a la que le pongas sal te la comés, y eso la industria lo usa, justamente, para que comas cualquier cosa´´.

Las opciones

¿Cuál es el tema, entonces? ``Para mí comprender que la solución individual del consumidor no funciona. Es lógico buscar cosas distintas, pero lo que planteo es volvernos políticamente más responsables. No mejores consumidores, sino mejores personas´´. El problema de la mesa se puede leer en calve democrática: ``Estamos en una sociedad que no puede elegir lo que consume, sino que come lo que le venden o lo que recibe del Estado´´.

El libro rescata posibilidades productivas como las de la Granja Naturaleza Viva, de Guadalupe Norte (Santa Fe) donde la familia de Remo Vénica y Irmina Kleiner despliega un modelo de agricultura biodinámica que, además de generar más y mejores alimentos, es más rentable. Remo considera que al menos 6.000.000 de familias podrían trabajar en el campo, cambiando radicalmente todo: el modelo productivo, y el tipo de sociedad. Naturaleza Viva, como tantas experiencias que bullen silenciosamente en el país, muestra que el proyecto es factible, a condición de tener voluntad de trabajar.

Otro caso es restaurante Los Girasoles, del hogar Camino Abierto de Carlos Keen, que produce del mismo modo todos los alimentos para atender todos los fines de semana cientos de comensales, brindándoles trabajo a chicos judicializados que viven en el hogar.

``Son la muestra de lo que podríamos ser´´ dice Soledad, quien calcula que a la largalos dos sistemas no pueden convivir. Hay un punto en el que chocan. El campo necesita, como cualquier negocio insertado en el capitalismo salvaje, un crecimiento exponencial y permanente basado en la maquinaria industrial y publicitaria que condicione el consumo. Y el buen sistema no puede funcionar con el suelo, el agua y el aire degradados y contaminados. Un sistema se va a comer al otro, tarde o temprano: ojalá que sea el bueno´´.

Publicado: en la revista MU el periódico de lavaca, edición de verano 2013/2014

Para completar esta nota tambien se puede mirar el siguiente informe:

Etiquetado en Politica

Comentar este post